páginas vistas

domingo, 25 de junio de 2017

Lupe, si fue una de las cubanas que desfiló con Chanel en Cuba.

Ayer le mostré y conté a Lupe Bzq sobre Barcelona. La llevé junto a mi niña en coche desde el Barrio Gótico hasta Montjuïc. Hice lo que hago con recién llegados y vistitantes ilustres o no. 

Allí miramos desde aquella altura, el mar y la caída de la tarde, una perspectiva de la ciudad y de su vida, diferente. Puse unas fotos en facebook, sobretodo para amigas virtuales cubanas (que son amigas de carne y hueso para ella) y que tenemos en común de allí y leen mi blog. Hice mención al desfile Chanel y varias personas que saben que fui crítico con ese desfile, además con The Rolling Stones y Obama; y me preguntan  si había cambiado.

Aclaro: Sigo siendo crítico con cualquier empresa que a cambio de nada, de espaldarazos aquel sistema decadente.
Pero a su vez, me gusta que los cubanos se hagan visibles desde allí con lo que hacen. 

Ya sea música o moda.  Chanel montó su número allí, y a su vez  hizo algo insólito y destacable con el racismo endémico de ese país...  Contrató a tres negras jóvenes y juapísimas cubanas, las vistió Karl Lagerfeld (no Karl Mark)  y las hizo desfilar con sus megasmodelos por el Paseo del Prado habanero, Paseo Martí. 

Y sí, eso me gustó y lo dije en su momento, estoy convencido de que el estado cubano nunca hubiese elegido a tres negras, de hecho intentaron colar al nieto de Castro y Karl Lagerfeld lo evitó y solo hizo de azafato.

Repito: ayer fui muy feliz pasando parte de la tarde con Lupe y hablándole de la vida y el arte en Europa con mi hija, quien alucinó cuando le enseñé a Lupe vestida de Chanel y el clip del grupo Orishas, BEMBÉ , donde Lupe es también protagonista absoluta en la última parte del vídeo que está al final del post.

Mi niña no ha tenido  oportunidades de conocer a muchas cubanas acabadas de llegar de allí  de visita ni ir conmigo.  Pero gracias a mi blog, ya estuvo en la playa con Lía Villares, y paseando con Lupe; y en un futuro serán Laura, Mary Lou, La Maga, o Ailer Gónzalez Mena,  que seguro pasarán por aqui y dejarán de ser cubanas virtuales. No descarto a otras cubanas muy querídas por mi e ilustres como Zoé Valdés, que es virtual y entrañable. Yo vivo en la libertad de elegir a mis amigos como quiero y deseo. En la dirección que da mi viento personal.


En los Jardines Miramar de Montjuïc.  Hecho por el francés Forestier en Barcelona. Lupe estaba feliz con el mar y las flores frente a nos.
Desfilando con Chanel en el Paseo del Prado en Cuba. Nuestras Ramblas...foto Vogue.
Lupe y mi niña en el Gótico barcelonés.
Lupe y otras modelos Chanel en Cuba foto Vogue.

Lupe, Jessica y Johana, las bellezas cubanas elegidas por Karl Lagerfeld. Foto Vogue.

A Lupe no lo gustan los Selfies pero yo los hago...jjj

martes, 20 de junio de 2017

Ostras en París. El gusto de Basho y yo por el mar en los labios...


Basho se va al mercado: 

Con esta edad 
mejor véndanme ostras 
y no algas secas. 

kaki yori wa / nori o ba oi no / uri mo se de

牡蠣よりは海苔をば老の売りもせで 

El poema está fechado en la primavera de 1687. El poeta tenía apenas 44 años ;-)

Mi amigo Ernesto Busto me desveló hace unos días este  haiku de Basho que él tradujo.
Me recordó mis últimas ostras en París en la navidad del 2016. Es curioso, vi el momento en que llegaban de Normandía y el dueño del restauran delante de mi casa (de Sarah) pero mía en cada visita a París,  me animó hacerle fotos.

La primera vez que comí ostras en una navidad fue en 1999, Burdeos. Desde ese día supe que era la mejor forma de llevarme el mar de los labios a mi interior. Era ajeno a la vitamina B 12, zinc, yodo, nutrientes y una cantidad de cosas infinitas que le hace muy bien al cuerpo.
Basho no era tonto, ni como poeta, ni en sus preferencias culinarias.
A me gustan de las ostras hasta la textura de su concha. Conservo algunas.
Comer ostras es casi devorar el corazón salado de una roca. 




    Entrante de ostras con salmón en casa  de         Sarah en París. Dic 2016.